¿Quiénes fueron los etruscos?

16 diciembre 2012

File:Etruskischer Meister 002.jpg
Todos conocemos la historia de Roma y su enorme imperio mediterráneo, pero el origen de la civilización romana todavía mantiene cierto grado de misterio. El origen de tan influyente imperio está en los etruscos, pueblo asentado en el centro de la península itálica en torno al primer milenio a.C.
Los etruscos compartieron territorio con los umbros, los vénetos, los volscos o los samnitas y tuvieron su apogeo cultural hacia el siglo VII a.C cuando llegaron a controlar la región desde el valle del Po hasta el golfo de Nápoles.
Sin embargo, su desaparición se registra sobre el siglo III a.C cuando fueron "absorbidos" mediante un inevitable proceso de aculturación y unificiación política por parte de Roma completada hacia el siglo I a.C
Mapa de la cultura etrusca
Escena de banquete. Pintura mural etrusca



 

El origen del pueblo etrusco es un misterio por la falta de testimonios literarios propios. Según una leyenda lidia referida por Heródoto, unos expedicionaros procedente de la región de Lidia (Asia Menor) tuvieron que emigrar a causa de una hambruna siendo dirigidos por el hijo del rey, llamado Tirreno.Así Heródoto cuenta:
" Despúes de haber pasado de largo muchos pueblos, arribaron al país de los umbros, en donde fundaron ciudades que siguen habitando hasta la fecha....cambiaron su nombre de lidios, por el del hijo del rey que los había acaudillado" (Historia I, 94)
Sin embargo, Dionisio de Halicarnaso llevó a determinar que su origen era autóctono y no procedente de una colonización anterior. Actualmente, los investigadores confirman esta última teoría. Otra de las fuentes sobre su posible origen la encontramos ya en la obra Historia de Roma escrita por Tito Livio, aunque nos da una versión muy patriótica e intencionada.

Esta confusión sobre su origen queda mermada por la enorme cantidad de restos arqueológicos que hemos encontrado de este pueblo. Gracias a su creencia en el más allá, construyeron enormes construcciones funerarias. Son sepulturas de gran belleza, que decoraron con escenas cotidianas reflejando de forma muy precisa sus costumbres como podemos ver en las tumbas de Tarquinia. Sus pinturas evidencian el gusto por la buena vida y refinamiento, representada en escenas de banquetes, fiestas y danzas eróticas.
Tumba de los Leopardos, siglo V a.C
Tumba de la necrópolis de Banditaccia recrea una vivienda etrusca
Su localización territorial en la península itálica les hizo recibir múltiples influencias, tanto orientalizantes como griegas. Esto queda reflejado en su arte, así la escultura funeraria (tapas de sarcófagos), los bronces y sobre todo su pintura mural recibieron cierto estilo griego. Sabemos que muchas familias ricas solían adquirir cerámica para decorar sus viviendas o requerir incluso el trabajo de artistas griegos.
Esta admiración por el mundo helénico la traspasaron a los primitivos romanos y se mantuvo en el tiempo.
Pero no sólo fueron los rasgos griegos los que perduraron en Roma. Ésta la debe mucho al mundo etrusco, desde su alfabeto latino basado en el griego y fenicio, hasta su urbanismo y arquitectura. Incluso el símbolo más destacado de la antigua ciudad de Roma, la llamada "Loba Capitolina" que refleja la leyenda de Rómulo y Remo, es un bronce etrusco, así como el emblema del cetro coronado por un aguila imperial que identificaba a las legiones romanas.
Escultura etursca, Loba Capitolina
Si estás interesado te recomiendo: 

Fuentes: Adaptación artículo Revista Historia nº 22 (National Geographic)
www.arqueomas.com 
www.terraeantiquae.blogia.com
Imágenes. www.sobreitalia.com/www.nationalgeographic.com




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
ir arriba